martes, 8 de marzo de 2016

Insectos que imitan a otros insectos

Insectos imitados e imitadores

Hay insectos que son verdaderos maestros del camuflaje. El ejemplo más conocido es el del insecto palo o insecto hoja que imita a la perfección a alguno de estos elementos vegetales confundiendo su aspecto de insecto para imitar a su entorno y evadir a sus posibles depredadores.


¿Por qué los insectos se imitan?

La estrategia que usan otros insectos con mimetismo batesiano es la de imitar a insectos dotados de mecanismos de defensa para servirse de su protección, siendo ellos totalmente inofensivos. Los insectos imitados pueden ser las hormigas, las mariquitas, las arañas y lo más habitual: las abejas y las avispas.

Otros invertebrados, insectos o arácnidos, utilizan el mimetismo para engañar a sus presas y poder capturarlas, como la araña Cosmophasis bitaeniata. Este arácnido utiliza el mismo lenguaje complicado de señales químicas que la hormiga tejedora (Oecophylla smaragdinapara ser aceptada por esta especie de hormigas agresivas nativas del continente asiático, lo que es aprovechado por el arácnido en cuestión para darles caza cuando se encuentra en su territorio.



Esta araña cangrejo vive en las flores y se confunde con ellas para cazar
a sus presas por sorpresa


Algunos ejemplos de imitación en el mundo de los insectos

Los sírfidos o moscas cernidoras son conocidas porque de adultas imitan el aspecto de una abeja o de una avispa.



Este sírfido o mosca cernidora imita el aspecto físico de una abeja

La mosca abejorro (Volucella bombylans) se mimetiza con los abejorros para poder acceder las hembras de su especie al nido de los abejorros y alimentarse de deshechos y ocasionalmente de larvas.

La abejilla del álamo (Sesia apiformis) cuando es adulta recuerda en apariencia a una avispa. El adulto de escarabajo avispa (Neoplagionotus marcae) también imita a estos insectos. Otras especies de su mismo grupo, los clitinos, que se encuentran en Latinoamérica y otros regiones tropicales, también son imitadadores de avispas. 

Algo realmente sorprendente por inusual es el de la polilla Brenthia hexaselena. Este lepidóptero nativo de Costa Rica es un raro ejemplo de presa que se mimetiza con un depredador, en este caso una araña Phiale formosa. Con ello, esta polilla consigue escapar de un potencial depredador. 

* Ver más sobre: Insectos imitadores

No hay comentarios:

Publicar un comentario