jueves, 15 de enero de 2015

Función del puma en el ecosistema como depredador

El puma, junto con el jaguar, es un animal depredador que se encuentra en lo alto de la pirámide alimentaria. Por ello, este gran felino americano se dice que es un superdepredador, ya que no tiene por encima suyo ningún animal que le de caza. El ser humano es el único enemigo del puma. 

El puma influye en primer lugar en la abundancia de presas gracias a su actividad predatoria.


No menos importante es la función reguladora de otros carnívoros de menor tamaño que comparten hábitat con este superdepredador llamado puma. Se ha visto que, cuando se reduce las poblaciones de estos grandes carnívoros, el número de depredadores de pequeño tamaño tiende a aumentar, lo que suele implicar cambios a su vez en las poblaciones de las presas de estos pequeños carnívoros.


De forma indirecta, el puma también influye en la comunidad vegetal al reducir el número de animales herbívoros, lo que posibilita que la vegetación se vea libre de dicha presión por parte de los animales con dietas vegetarianas.


Por todo ello y debido a que tiene una dieta de tipo oportunista, lo que significa que tiende a aprovechar las presas de las que hay más disponibilidad en su entorno, el puma está considerado una especie clave en su ecosistema. 



(Imagen de puma: El puma es un superdepredador y como tal desempeña 
una función imprescindible en su ecosistema) 

2 comentarios:

  1. Hey genial, que exista un blog a favor de los animales.

    ResponderEliminar
  2. Qué interesante, yo vivo en un lugar donde los pumas abundan y me parece muy interesante

    ResponderEliminar