jueves, 15 de octubre de 2015

Colorantes alimentarios de origen animal

Uso de aditivos alimentarios naturales

La gente cada vez más se preocupa por lo qué come y exige una alimentación saludable. La industria alimentaria se ha adaptado a ello con la introducción en sus productos de ingredientes de origen natural; ello también incluye los aditivos, como los colorantes alimentarios.


¡Atención veganos con algunos colorantes!

Los colorantes alimentarios de origen natural derivan sobre todo de plantas, también de algas, bacterias fotosintéticas, hongos e incluso de ciertos animales.  Los veganos, es decir, aquellas personas que siguen una dieta exclusivamente de origen vegetal y, por lo tanto, rechazan por completo los alimentos de origen animal, ven con preocupación el uso de los colorantes alimentarios de este tipo.


Tipos de colorantes alimentarios de origen animal

Entre los colorantes alimentarios de origen animal destacan:

- Ácido carmínico (E120): Se obtiene de un insecto llamado  cochinilla del carmín (Dactylopius coccus). Este insecto del que se sintetiza dicho aditivo está emparentado con los pulgones y las cigarras, pues pertenece al orden de los hemípteros. El ácido carmínico tiene un color rojizo.

- Luteína (E161b): Se extrae de entre otras fuentes, de la yema del huevo. Tiene un color amarillo.

- Cantaxantina (E161g): Este colorante, de coloración anaranjada, se obtiene de, entre otras fuentes, de peces y crustáceos.


Imagen de huevo, donde se aprecia la yema rodeada por la clara
La luteína se obtiene de la yema del huevo

* Ver más sobre: Aditivos alimentarios

1 comentario:

  1. Hola. La verdad es que me ha gustado la nota, pues habla acerca de los Colorantes de origen animal. Saludos.

    ResponderEliminar